Guía práctica para vivir de la filosofía

Varias veces he recibido mensajes de gente que está estudiando filosofía o pensando en estudiar filosofía, con preguntas respecto a cuáles son las oportunidades profesionales o el campo laboral. Tengo varios posts en este blog sobre el tema, y por lo mismo mucha gente llega aquí buscando más información al respecto.

Por eso he decidido compilar en esta página enlaces a los diferentes posts que he hecho sobre el tema, con la esperanza de que esto se vuelva como una suerte de “guía” para el joven filósofo contemplando las complejidades de su futuro laboral. Debo hacer la salvedad de que todo esto está basado en mi experiencia personal y muy probablemente no tendrá la misma validez o relevancia para la mayoría. No pretendo decir que todos los estudiantes de filosofía o filósofos deberían hacer las cosas de la misma manera que yo; pero sí creo que, para aquellos interesados en hacer uso de la filosofía más allá del ámbito académico, mi perspectiva podría serles de interés o de utilidad.

Mi “ejercicio” de la filosofía ha sido atípico en tanto no me he dedicado ni exclusiva ni principalmente al ámbito académico. He dictado cursos y lo he disfrutado mucho, pero mi trabajo desde que egresé ha estado principalmente vinculado con el desarrollo de plataformas y herramientas web, con redes sociales y comunicación en línea y con nuevas tecnologías en general. La filosofía me ha dado herramientas sumamente útiles e importantes que utilizo en mi trabajo cotidianamente, pero que difícilmente son consideradas como “ejercer” la filosofía – de hecho, casi siempre que le cuento a alguien lo que hago y lo que he estudiado, lo primero que me preguntan es por qué, o cuál es la relación. Personalmente creo que es un poco más complejo que eso, y que estamos demasiado acostumbrados a que una cierta carrera determine una cierta actividad profesional, cuando la realidad es un poco más flexible que eso.

Los enlaces en esta guía reflejan esta perspectiva, y serán más interesantes al filósofo que no vea la filosofía como una actividad estrictamente académica, sino que por diferentes razones quiera llevarla más allá y aplicarla en diferentes espacios. No quiero sugerir que una cosa sea mejor o peor, sino simplemente mostrar que hay opciones, y que la filosofía se puede utilizar interesantemente de múltiples maneras. Al mismo tiempo, darle al filósofo o al protofilósofo una serie de herramientas que me parecen útiles para la vida profesional y que, en realidad, a mí nadie me dio, y me habrían servido enormemente – especialmente una serie de cuestiones materiales como nociones sobre habilidades profesionales, cuestiones de comunicación o incluso nociones financieras básicas.

Espero ir actualizando esta “guía” conforme reciba o encuentre nuevos aportes y vayan saliendo nuevas ideas relevantes.

Estudiar filosofía

Filosofía y academia

Vivir de la filosofía

Habilidades profesionales

Filosofía como herramienta

One thought on “Guía práctica para vivir de la filosofía

  1. Me parecen muy buenas ideas las que ofreces. Te apoyo muy contento porque sinceramente pienso como tú, ya que yo también estudié Filosofía y consciente de lo difícil que resulta encontrarla cabida en nuestros días, iniciativas como la tuya permiten abrir nuevos caminos de exploración y de oportunidades. Además me has aportado algunas reflexiones interesantes de las que tomo nota. Gracias por todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *