Necesito ayuda

Ya más de una vez debo haber mencionado que estoy metido en más cosas de las que puedo manejar. Tengo un poco de desorden obsesivo compulsivo cruzado con déficit de atención – una combinación que ni siquiera sé si es posible. El hecho es que sigo teniendo varias ideas y proyectos, y no me doy en absoluto abasto para hacerle seguimiento y mover todo.

Así que éste es mi primer llamado de ayuda. Me cuesta hacerlo porque soy un poco control freak, otro poco orgulloso, y no me es fácil darme cuenta que si sigo tratando de manejarlo todo yo solo, simplemente no llegaré muy lejos. La experiencia, además, me ha enseñado a ser demasiado selectivo de con quién trabajo, lo cual tampoco me facilita las cosas. Así que hago un primer llamado como para ver qué pasa.

El panorama es un poco el siguiente – además de este blog, manejo otros dos directamente. Uno que menciono continuamente, Invasiones Bárbaras, es un blog sobre industrias culturales y tercer mundo. El tema es amplio y, a mi juicio, interesante, y da mucho para pensar actualmente en el Perú y sobre todo involucrando nuevas tecnologías. De a pocos, lentamente, empiezan a surgir en IB líneas e ideas que bien pueden irse articulando en proyectos multidimensionales de gestión cultural y producción y demás cosas. Uno, por ejemplo, tentativamente llamado 4C (al menos en mi cabeza), busca explorar las diferentes relaciones entre consumidores, creadores, críticos y curadores de arte y cultura en el Perú, con el objetivo de ampliar el circuito y el mercado para el arte y la cultura, que son un poco cerrados. Otro considera desarrollar recursos, materiales y espacios de intercambio para educadores que quieran incorporar nuevas tecnologías y medios sociales (e incluso, por qué no, elementos de cultura popular) en sus currículas y metodologías. Y así hay más.

El otro blog, del que no hablo tanto porque lo actualizo incluso menos, es Enchufa.Pe. El tema de este blog es tecnología desde un punto de vista amplio – no se trata de dar noticias sobre tecnología, sino más bien un laboratorio para pensar cómo está impactando la tecnología nuestra cultura local, cómo promoverla, apropiarla, generar mercados y oportunidades utilizándola, y en general, cómo crear las condiciones para que el Perú sea, realmente, una potencia tecnológica y no un exportador de materias primas. Sí, los objetivos son ambiciosos, pero no veo por qué eso debería ser un problema. Las líneas temáticas van desde tendencias en tecnología en el sector privado, prácticas de gobierno electrónico y políticas públicas en torno a la tecnología, y también cosas como fortalecimiento de capacidades tecnológicas en la ciudadanía. Hablar de “tendencias” es un poco exagerado porque, realmente, no hay tanto contenido en el sitio, pero es un tema que me interesa mucho seguir explorando.

Esos son mis laboratorios. Y éste, que es mi gran bloc de notas de temas de los cuales van saliendo los demás. Bueno – hay otro más, recién salidito del horno, del que esperaba hablar por separado, pero ya estamos aquí. Hace un par de días lanzamos al aire el LVL – el Laboratorio de Videojuegos de Lima. Es un nuevo proyecto con el que estoy muy afanado y con el que venimos conversando hace un tiempo con unos amigos. Somos jugadores de videojuegos desde siempre, hemos crecido con el medio, pero también hemos tenido oportunidad de tomar una distancia crítica para tratar de entender su significado cultural: el objetivo del laboratorio es empezar a discutir los videojuegos desde una perspectiva “seria” y menos ingenua, que es una discusión que no se está teniendo actualmente, nos parece, en el Perú. Queremos empezar a generar recursos que permitan a los jugadores enmarcar y contextualizar mejor su experiencia de juego, no como una “pérdida de tiempo”, sino como una actividad cultural que encierra una serie de rasgos específicos. Con el tiempo, nos gustaría también explorar temas de desarrollo, y de cómo generar una cultura gamer en el Perú no sólo consumidora, sino también productora de sus propios juegos. Pero vamos de a pocos – empecemos por presentar el laboratorio al mundo.

Entre estas cosas también estoy metido en más, y me vuelvo un poco loco. Pero en fin. Reitero: cualquier ayuda, colaboración, es bienvenida. A largo plazo, me encantaría empezar a armar un equipo interesado en estos temas con los cuales no sólo ir actualizando los canales, sino también generando nuevas iniciativas a partir de ellos. Por lo pronto, me contento con feedback, ideas, y por ahí una que otra colaboración. Interesados en contribuir a cualquiera de estos proyectos, manifestarse aquí.

3 thoughts on “Necesito ayuda

  1. Hola, Eduardo. Te sugiero que establezcas prioridades. Roma no se hizo en un día, y destruírla costó bastante más tiempo.

    De otro lado, buena idea la de equipos de trabajo. Ese, me parece, es el futuro (si no el presente) de la filosofía. La práctica misma de la coordinación de ideas hacen que salgan conceptos menos gaseosos y más aplicables.

  2. Sí, creo que estamos demasiado acostumbrados a la idea del trabajo filosófico como el investigador hermitaño o como Descartes frente a su estufita. No sólo es una idealización que ignora muchas cosas, sino que ahora es más necesario que nunca ampliar un poco esa idea y pensar un poco más en cómo podemos colaborar, interna y externamente.

    Priorizar – algo que siempre me ha costado mucho hacer. Tanto por hacer y tan poco tiempo. Pero en fin, tengo la esperanza de ir ordenando las cosas y que se vayan haciendo poco a poco realidad.

  3. Pingback: ¿Por qué estudiar los videojuegos? « Castor Ex Machina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>