Control

Supuestamente el sentir que estamos en control de nuestro entorno nos hace medianamente felices.

Eso es lo que pienso todas las mañanas cuando me subo a la 73 en el cruce de Arenales con Javier Prado. Cruzar la Jv. Prado demora sus buenos diez minutos en los que la gente se desespera y empieza a actuar un poco irracionalmente. Gritarle al chofer, al cobrador, pero mi favorito es cuando golpean ruidosamente el techo para que el carro avance.

Pero no va a avanzar, no puede avanzar. No es un tema de voluntad, no es culpa del chofer. El policía no escuchará los golpes. El golpe no cambiará nada. Pero el golpe es la ilusión del control, de que esa exteriorización violenta de la voluntad de alguna manera domestica el entorno y brinda, por un momento, seguridad.

Luego de eso, seguimos esperando.

One thought on “Control

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>