El miedo a tener voz

¿Por qué será que nos cuesta tanto decir las cosas que pensamos?

Recuerdo que antes no me costaba tanto. Aún ahora, creo que me cuesta mucho menos que a otras personas, y prueba de ellos creo que podría ser este blog.

Estamos demasiado acostumbrados, creo, a esperar tener una verdad definida antes que pronunciarnos sobre cualquier tema. Alguien, pensamos, podría rebatir cualquier cosa que digamos con una referencia a algo que no hemos conocido aún. Y sí, claro, podría pasar. Pero pensar así es pensar al mismo tiempo que vivimos en un estado de guerra con el mundo, permanentemente amenazados. Porque si pasara, no habría otra cosa más que agradecer y reformular: se llama aprendizaje.

Y al mismo tiempo, nunca tengo tiempo para preparar algo que poner en este mismo blog. Pero siempre hay ideas. El problema es que espero demasiado a que cuajen antes de lanzarlas al mundo. Eso es bueno para mis pocos lectores, porque tienen ya al menos un primer filtro. Pero menos contenido.

Deberíamos acostumbrarnos más a decir cosas, aunque sean breves, aunque suenen tontas, aunque sean preguntas estúpidas, por lo menos para que alguien más nos señale el error o nos apunte en la dirección correcta. Deberíamos superar este estúpido miedo a tener una voz propia con la cual afirmar, en principio, que de hecho pensamos por nosotros mismos.

5 thoughts on “El miedo a tener voz

  1. “acostumbrarnos a decir cosas”? por el contrario pienso que la gente está acostumbrada a decir cosas, lo interesante seria que tuvieran algo que decir.
    Saludos!

  2. Mi experiencia personal ha sido encontrar que mucha gente tiene, en efecto, muchas cosas interesantes que decir, pero prefiere callarlas antes que ser censurados por el “establishment”, principalmente académico. Coincido contigo en que gran mayoría de lo que encontramos y oímos es descartable, pero mi preocupación va más por el lado de que el sistema que nos hemos construido contiene elementos perjudiciales para un libre flujo de información y conocimiento, pues privilegia el logro caro frente al error barato.

    En otras palabras, si el costo social de equivocarse no fuera tan alto, tendríamos más intentos fallidos, pero en general más intentos, de todos los cuales deberían surgir elementos interesantes.

    Acostumbrarnos a decir cosas significa reconocer que en verdad meter la pata no es algo tan terrible; finalmente, suele ser el caso que aprendemos más de nuestros errores que de nuestros aciertos. Dejar de hacer o decir cosas por el miedo al fracaso, es un fracaso más grande en sí mismo.

    Pero claro, detrás de todo esto encierro un presupuesto que ve las cosas de una manera mucho más emprendedora. ¿Será esto algo legítimo? No lo sé bien aún, pero me gustaría saber tu opinión al respecto.

  3. Eduardo, no entendi muy bien a lo que te refieres con ver las cosas de manera mas emprendedora… pero trataré de explicarte por que pienso que las personas deberiamos callarnos la boca mas seguido, ¿sabes lo que es tener algo que decir?… es estar inspirado… ¿sabes quien nos inspira?… el espiritu. Las personas hablamos siempre o generalmente desde la razon, y la razon es fluctuante, falible… depende del tiempo, de la circunstancia, entonces el hombre puede tener una (gran) idea venida de una emocion y eso es peligroso asi la idea sea extraordinaria, asi la idea te de una imagen de bondad y justicia siempre será desde un juicio de hombre falible, eso es lo peligroso. ¿Te preguntaste por que fracasan las ideas en educacion?.. por que unos en un tiempo te pueden decir “la educacion pre militar es muy importante, y otros la desechan por que encontraron una consecuencua mala al ser aplicada en alguien, o pueden hablar un dia de contructivismo o de que el arte es lo que sensibiliza, y lo desechas cuando descubres que para otro falla… ¿entiendes la idea? son pocas las personas que tienen algo que decir, por eso resulta muy interesante ese hecho.

    Saludos!!

  4. Pingback: Dos años después « Castor Ex Machina

  5. Pingback: El desafío a las profesiones 3 « Castor Ex Machina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>